¿Empresa con deudas? Cómo comenzar un concurso de acreedores

La crisis sanitaria que vivimos recientemente ha sido difícil para todas las personas, entre ellos, las que tienen pequeños negocios y empresas, que en muchos casos tuvieron que endeudarse para pagarle a sus trabajadores, por ejemplo, o empresas medianas y grandes que vieron en los confinamientos el último clavo en un cajón donde debían producir constantemente para mantenerse a flote. Por suerte existe el derecho concursal o concurso de acreedores, con el que de ser beneficiado se podrá al menos cubrir parte de la deuda y salvaguardar a los trabajadores. En este artículo te contamos cuáles son los primeros pasos para ser beneficiario del derecho concursal.

Primeros pasos para beneficiarse con el concurso de acreedores

Cuando una empresa participa del concurso de acreedores es debido a al menos una de las siguientes tres cosas: la empresa no puede pagar de manera íntegra sus deudas, no puede puntualmente hacerse cargo de ellas o si para cumplir con sus obligaciones debe endeudarse de manera sistemática. Estos tres motivos, cuando la empresa se adjunta a un concurso de acreedores, implican que pagará sus deudas en igualdad de condiciones a sus acreedores, que se intentará que la empresa evite la quiebra y el cierre y que, finalmente, se le garantice a los trabajadores el cobro de ciertos beneficios.
Para poder acceder al beneficio concurso de acreedores y tener la posibilidad de cancelar deudas, se deben seguir una serie de pasos para los cuales se recomienda poder asesorarse con abogados especialistas en concurso de acreedores. Cuando la empresa deudora se declara a sí misma como apta para participar en el concurso, se dice que se encuentra en un concurso voluntario; en cambio, si la solicitan los acreedores, se tratará de un concurso necesario. En cualquiera de los dos casos se debe acreditar la situación ruinosa con una memoria económica, un inventario de bienes y la lista de acreedores.
Dentro de la documentación que se debe presentar frente al Juzgado de lo Mercantil, además de las relacionadas con la insolvencia de la empresa, se encuentra la plantilla de los trabajadores, las cuentas anuales junto a las últimas 3 auditorías y dos memorias indicando los cambios en patrimonio. También las operaciones realizadas, ambas con posterioridad a las últimas cuentas anuales de la empresa. Es importante ejecutar esta entrega de documentos de la manera más completa posible con la asistencia de buenos abogados especialistas en concurso de acreedores, porque de faltar algo se tienen tan solo 5 días para remediarlo ante el juez.

Cuando el papeleo está completo, queda en manos del juez aceptar la solicitud para acogerse al concurso de acreedores. Esta puede ser una de las mejores opciones cuando las deudas afectan a la empresa, de manera que no solo afecta la rentabilidad de esta, sino que también a todo el personal. La mejor recomendación para poder hacer frente a la compleja situación por la que está atravesando la empresa, es buscar ayuda con abogados en Valencia o abogados especialistas en concurso de acreedores, quienes pueden asegurar que se inicie un proceso de concurso de acreedores de la mejor manera posible.

jQuery(document).ready(function() { jQuery('ul.nav-simple > li.tab:first > a').click(function(){ window.location.href = "https://www.castillocastrillonzapata.es/abogados-penalistas/"; }); });