¿Qué hacer frente al ciberbullying? ¿Vale la pena la denuncia?

El ciberacoso o ciberbullying es una variante relativamente moderna del acoso que ha existido desde siempre, sobre todo en contextos escolares, donde los menores de edad son víctimas y victimarios. En contextos normales puede parecer que son hechos aislados… Pero todas y todos conocemos algún caso de acoso, ya fuera en nuestra propia época escolar, como ya de grandes, alguna hija de un vecino, el hijo de un familiar cercano o incluso, en el peor de los casos, nuestros propios hijos. El ciberbullying y el acoso en general son problemas que tenemos como sociedad, y que además repercuten de diferentes formas a la víctima, a su acosador, a las familias y a la salud de todos en general. Tomar acción es, entonces, responsabilidad de todos, y aquí te contamos algunas señales desde el punto de vista de la víctima, así como también qué hacer al respecto.

Cómo reconocer el ciberbullying y cómo denunciarlo

Tanto en niñas y niños como en adolescentes, las señales de que están siendo víctimas de ciberbullying suelen ser similares: se presenta un cambio en los hábitos, cambios en los estados de ánimo y cambios en sus redes sociales, sobre todo de pares de su edad. También se pueden ver cambios en su apariencia física, así como también un deterioro de la salud general de la niña, niño o adolescente. Cuando crees que has identificado que el menor sufre ciberbullying, debes confirmarlo con su propio testimonio, haciéndole preguntas abiertas y dejando que hable a su propio ritmo, transmitiendo la confianza que como tutor debes tener. En el caso de que se dé dentro de una comunidad escolar, se deberá también notificar a las autoridades dentro del recinto, ya que cuentan con protocolos internos para lidiar con este tipo de situaciones.
Cuando de presentar la denuncia contra el ciberbullying se trata, lo primero que se debería hacer es recopilar evidencia, ya sean capturas de pantalla, imágenes, o emails. La idea es que la o el agresor quede identificado en la medida de lo posible para tomar acciones contra esa persona en particular. Se recomienda que la denuncia judicial fuera la última instancia de mediación entre los participantes.
De todas formas, si hubiera que presentarse una denuncia, esta puede ser frente a la policía, a un Juzgado de Guardia o ante un Fiscal de Menores, siempre que exista un delito de por medio. Esto pondrá en marcha una investigación judicial en la que se citarán a declarar a las partes, se solicitará la evidencia recopilada y tiene que haber un abogado participante en los juicios.
Se debe destacar, sin embargo, que en los casos de ciberbullying las faltas se tratan de amenazas, coacciones, vejaciones e injurias, y depende de la gravedad de cada caso y la valoración de los Tribunales. Esto no significa que no puedan existir otros delitos penados por ley, como lo puede ser la sextorsión.

Cabe señalar, finalizando este blog, que siempre la mejor respuesta contra el ciberbullying es la prevención. Como padres debemos educar a nuestros hijos sobre el uso responsable del internet, y en las escuelas debemos asegurarnos que estos temas sean conversados en comunidad. El ciberbullying entre jóvenes puede ser la puerta de entrada a conductas de riesgo más peligrosas, como el consumo de drogas ilegales, que a su vez significa un delito contra la salud publica totalmente prevenible en sus orígenes.

jQuery(document).ready(function() { jQuery('ul.nav-simple > li.tab:first > a').click(function(){ window.location.href = "https://www.castillocastrillonzapata.es/abogados-penalistas/"; }); });